Microteatro Bogotá, el amor por la innovación en el arte

EL 10/2/2018

El teatro o arte dramático es un expresión intrínseca a la civilización humana que ha evolucionado a través de la historia, desde esas primeras manifestaciones de ritualidad, para convertirse en parte esencial de nuestra cultura. Esta sublime manifestación de los sentidos, tal como lo conocemos, tuvo sus primeras aproximaciones en la Grecia de los anfiteatros, de Sófocles y Aristófanes, y hoy es un arte que se vive en diferentes formatos.

Desde esas primeras expresiones humanas, pasando por el teatro griego y las obras de Shakespeare, el teatro ha evolucionado con el tiempo y entre esas innovaciones del arte dramático cabe resaltar el Microteatro como otra forma de experimentar dicho arte por medio de obras cortas realizadas en pequeños espacios que dan pie para que se convierta en una vivencia única donde actores y público son uno mismo en espacio y tiempo.

En realidad buscamos innovaciones que podamos ofrecer al público, de hay la necesidad de encontrar nuevos caminos para llegar al público con un formato único. Sergio Gallego Director general

Microtetaro es una experiencia completamente nueva, con la que se tiene un acercamiento con actor que está a poco metros del público y los involucra en la obra, que nace a mediados del 2009 en España en las instalaciones de un prostibulo abandonado hace 200 años en el cual se realizaron obras en los pequeños espacios donde trabajaban las prostitutas de esa época. Tal fue el éxito entre los asistentes que hoy están presentes en 14 ciudades del planeta y entre estas Bogotá.

Y es que Microteatro es el resultado de

“Somos un grupo de locos amantes del arte de la vida. Siempre he creído que los locos somos lo que abrimos el camino que luego los cuerdos caminaran”, Sergio Gallego Director general.

En efecto Microteatro es el resultado del amor al arte, del sentir y vivir experiencias diferentes que enriquecen el alma. Invitados a conocer más sobre esta nueva apuesta, claro ejemplo de lo que hoy llaman economía naranja.